sábado, 25 de julio de 2009

La Fisica en Medicina

IMPORTANCIA DE LA FISICA EN EL AVANCE Y DESARROLLO DE LA MEDICINA












Este blog ha sido creado con la idea de visualizar la importancia de la fisica en la medicina y en sus avances tecnológicos.

Gracias al avance y desarrollo de la física se han alcanzado grandes avances en la medicina gracias a los cuales se han podido salvar muchas vidas y mejorar la calidad y posibilidad de vida en los seres humanos y en los animales.
Con el descubrimiento del átomo se comenzó la aplicación de la Física en diversos campos de la actividad humana. Uno de estos campos es la medicina. El cuerpo humano funciona con una infinidad de expresiones acompañadas de fenómenos físicos y químicos detectables con instrumentos físicos Hoy se puede decir que ya estamos cerca del cerebro.

La física sin duda alguna es la base de todas las ciencias pues estudia todos los fenómenos que ocurren en la naturaleza y en el universo, estudia la materia, la energía y sus interacciones. Por esta razón está presente en todos los avances científicos y tecnológicos. En el área de la salud que es una área muy compleja, muy amplia y que crece rápidamente con el avance de las ciencias es muy importante brindar a los estudiantes de esta área los elementos necesarios y suficientes que le permitan comprender y explicar físicamente los avances científicos y tecnológicos en este campo que lo hagan competitivo en el mundo actual.

Tenemos algunos apuntes tomados de http://www.scielo.org.co/ que nos habla de aportes importantes de los físicos mediante sus descubrimientos al desarrollo y avance de la física.
En 1905, con tan sólo 26 años de edad, Albert Einstein publicó cuatro artículos científicos sobre aspectos fundamentales de la física teórica, incluyendo trabajos sobre el movimiento browniano, el efecto fotoeléctrico (teoría cuántica) y el que hoy conocemos como la teoría de la relatividad. Estos trabajos, en su conjunto, cambiaron la concepción de la Física y la comprensión de los fenómenos que rigen el universo. La física newtoniana, imperante hasta entonces, solamente permitía explicar los fenómenos físicos que observamos en nuestro mundo, pero no aquéllos más complejos que nos permiten entender el universo. El año 1905 es por ello conocido como el "año maravilloso" de Einstein. La escogencia del 2005 como el Año Mundial de la Física celebra el centenario de este "año maravilloso" y permite, también, conmemorar los 50 años de la muerte de Einstein, ocurrida el 18 de abril de 1955.
Aunque la mención de todas las contribuciones de la Física a la salud humana y a la biomedicina sería muy difícil, es importante y oportuno resaltar algunas de ellas. En 1895, Wilhem Conrad Roentgen asombró al mundo con el descubrimiento de los rayos X. Por primera vez fue posible explorar el interior de los seres vivos sin hacer uso de procedimientos invasivos. Hoy en día las radiografías convencionales continúan empleándose como métodos diagnósticos de mucha utilidad y, en el último cuarto del siglo XX, la investigación y la tecnología permitieron un avance extraordinario al desarrollar las metodologías para la obtención de imágenes diagnósticas de los tejidos blandos. Haga click aqui para ver video explicativo














La ecografía, la tomografía computarizada, la resonancia magnética (RM), la gamma grafía y, más recientemente, la tomografía por emisión de positrones son hoy de uso común como apoyo diagnóstico.

Entre las aplicaciones terapéuticas de la Física, la radioterapia para el tratamiento de algunas formas de cáncer es, quizá, la que ha tenido mayor impacto. El efecto que tienen las radiaciones ionizantes sobre las células en crecimiento rápido y desordenado, permite mejorar el pronóstico, el tiempo de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con ciertos tumores cancerosos.
Los aportes de la Física a la investigación biomédica han sido igualmente importantes. El más célebre de ellos es, tal vez, el esclarecimiento de la estructura del ADN realizado por los científicos James Watson y Francis Crick a comienzos de los años 50, apoyados en los hallazgos de cristalografía de rayos X obtenidos por Rosalind Franklin. Otras metodologías, como la microscopía electrónica y de fuerza atómica, la RM, el dicroismo circular, la difracción de rayos X y otras técnicas espectroscópicas, se emplean actualmente para conocer la estructura molecular tridimensional de fármacos, vacunas y moléculas biológicamente activas, con lo cual se contribuye a la comprensión de los mecanismos mediante los cuales se cumplen tales actividades.
También debe destacarse la contribución de la biofísica al conocimiento de los canales iónicos y de las membranas celulares y su comportamiento. El conocimiento del mecanismo de apertura y cierre de estos canales, de los potenciales de membrana de las células excitables -en particular, de las nerviosas y cardiacas- y de la conducción iónica permite comprender el funcionamiento de nuestros sistemas nervioso y cardiaco. El comportamiento biofísico de las membranas celulares y de las biopelículas constituyen temas de gran actualidad en la investigación biomédica.
Es posible decir que la mayoría de los avances en salud y biomedicina están respaldados por principios y aplicaciones emanados de la Física. Para resaltar sus alcances e impactos en el conocimiento en física teórica y experimental, así como en sus crecientes y rápidas aplicaciones, cada vez más cercanas al momento de su generación y producción, es preciso recordar que para la época del descubrimiento de los rayos X y del conocimiento de sus propiedades, nadie imaginaba su gran impacto en la Medicina. Este ejemplo permite proponer que una mayor cercanía entre la Física, la Biología y la Medicina propiciarían nuevos desarrollos, como los que prometen la nanotecnología y la microelectrónica. Hoy, más que nunca, hay oportunidades para aprovechar el poder de la sinergia entre la Medicina, la Biología y la Física para reducir problemas frecuentes de salud, pobreza, sobrepoblación, cambio climático, energía, pérdida de bosques y biodiversidad. El avance del conocimiento en Física, sus aplicaciones e innovaciones, sin duda, continuarán contribuyendo y respondiendo a las necesidades básicas del hombre. Afortunadamente, los avances tecnológicos están proporcionando herramientas que, apoyadas con servicios apropiados y políticas públicas, están contribuyendo a equilibrar los niveles globales de salud e investigación en biomedicina.
Einstein demostró una profunda convicción sobre las posibilidades de la Ciencia y de los científicos para contribuir a resolver los problemas más apremiantes de la humanidad. En 1950, en su mensaje a la Sociedad Italiana para el Progreso de la Ciencia, incluyó la siguiente reflexión, aún vigente: "Si el hombre de ciencia de nuestros días puede hallar el tiempo necesario, y el valor, para pensar con honestidad y sentido crítico acerca de su situación y de las tareas que le competen, y si es capaz de actuar de acuerdo con sus reflexiones, las posibilidades de hallar una solución sensata y satisfactoria de la presente y peligrosa situación internacional aumentarán de forma considerable" (2).
Biomédica ha querido, de esta forma, unirse a la celebración del Año Mundial de la Física. Invitamos a nuestros lectores a explorar el enorme y fascinante legado científico y humanista de Einstein y a profundizar los aportes de la Física a la Medicina, la salud y la investigación biomédica, en un mundo en el cual la interdisciplinariedad cobra mayor relevancia cada día cuando nos enfrentamos a la fabulosa empresa humana de construir el conocimiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada